METODOLOGIA

DE 3 A 7 AÑOS

Esta guía pretende orientar la los padres sobre el trabajo que realizan sus hijos en estas edades en el medio acuático, los objetivos a alcanzar y los parámetros que se valoran.

LA SEGURIDAD ES LO PRIMERO

· No deje nunca a su hijo solo (vestuario, pasillos, baños…)
· El niño no debe andar sin zapatillas antideslizantes por la playa (las próximas que compren que sean acuáticas)
· Control de su temperatura (labios morados)
· Control del azúcar (hipoglucemia (labios blancos)), se recomienda azúcar cuando salgan del agua, (caramelos, zumo, etc…) ( que no vengan en ayunas).
· El cambio de temperatura ha de ser progresivo: ducha o mojarse poco a poco antes de entrar en el vaso
· Es muy saludable tener respeto al medio (no correr por la playa, bajar las escaleras de espalda, no saltar cerca de la escaleras, etc.)

¿POR QUÉ ES BUENO PARA EL NIÑO MOVERSE EN EL AGUA?

· Fortalece el corazón y los pulmones
· Aumenta la fuerza y la resistencia
· Estimula la agilidad y la coordinación
· Ayuda al niño a relajarse
· Estimula la conciencia y el estado de alerta.
· Estimula la relación
· Desarrolla la atención
· Trabaja el cuerpo: esquema corporal, ajuste tónico postural, psicomotricidad fina, psicomotricidad gruesa, respiración
· Trabaja la coordinación: equilibrio, coordinación dinámica, coordinación vasomotora
· Trabaja la orientación: espacio, lateralidad, tiempo, ritmo
· Trabaja los procesos mentales: atención, percepción, razonamiento, memoria, aprendizaje
· Trabaja la expresión: Simbolismo, comunicación, socialización.

Objetivos

Los niños han de realizar una adaptación importante como:
· Su equilibrio es horizontal: Las referencias visuales horizontales ya no son suficiente. Las sensaciones del laberinto auditivo se modifican. La información cinestética ya no dispone de las mismas referencias ni plantares ni musculares. El agua no es sólida y el cuerpo se encuentra en estado de ingravidez.
· La respiración es voluntaria y debe controlarla: Vencer la tresistencia del agua. Pensar en respirar. Inspirar por la boca con la cabeza fuera del agua. Reducir el tiempo de inspiración
· Su propulsión se basa principalmente en los brazos: las piernas sirven básicamente para mantenerse en equilibrio. Los apoyos en el agua son breves y requieren acciones motrices de fuerzas crecientes. El agua presenta una resistencia importante al avance.
Por lo tanto, para nadar hay que acumular nueva información, tomar nuevos puntos de referencia y recurrir a un nuevo modelo que permita:
· Equilibrarse horizontalmente aprovechando la flotabilidad
· Controlar los procesos respiratorios
· Impulsarse en el agua mediante la acción coordinada de brazos y piernas.

A estos retos tendrá que enfrentarse a la vez que adquiere cierta autonomía en el medio acuático

Conclusión: trabajar los parámetros psicomotrices intentando conseguir los siguientes parámetros técnicos acorde a estas edades :
· El equilibrio
· La respiración
· La propulsión


METODOLOGIA

A esta edad están estructurando y adquiriendo lo que se considera esencial del desarrollo psicomotor, y el medio acuático nos facilita el acompañarle en este desarrollo a la vez que adquieren las nociones básicas para el aprendizaje de la natación (flotar).

En ACUAC partimos de la base que el aprendizaje del niño tiene que ser a través del juego, un niño feliz es un niño que se divierte, aprende, investiga, … Un niño triste y asustado es un niño con miedo e inseguro que solo cumple ordenes pero no disfruta de la experiencia del aprendizaje, corremos el riesgo de que aun sabiendo nadar tenga un rechazo al medio de por vida. He visto muchos casos de niños que “ saben nadar” con miedo al agua. La noción del placer es esencial: lo que más le interesa al niño es chapotear, saltar, zambullirse, bucear, pero nadar, ¡NO!. Nadar por nadar carece de sentido para él.

En todo aprendizaje cada niño presenta su propio ritmo que depende de muchos factores (psicológicos, motrices, afectivos, etc.). A estas edades puede haber mucha diferencia entre las habilidades de los niños en el agua, dependerá de las experiencias que tuvieron anteriormente en el medio, por lo cual no comparen nunca el avance de un niño con otro, valoren el esfuerzo y el afán de superación de su hijo, felicítele cuando acabe la sesión por lo que sea: ¡que valiente te he visto!, ¡que alto saltabas!, ¡Que bien lo has y hecho!, ect. Cualquier frase que ellos reciban que han estado acompañándoles y animándoles desde fuera.


CHICOS DE 8 A 14 AÑOS
Esta guía pretende orientar a los padres sobre el trabajo que realizan sus hijos en a estas edades en el medio acuático, los objetivos a alcanzar y los parámetros valorados.,

La actividad de Natación Terapéutica la venimos realizando desde hace años y el paso del tiempo nos indica que cada vez es mayor la demanda de chicos que los médicos nos envían con patologías de espalda (cifosis, escoliosis, lordosis, etc.), ya sean posturales o estructuradas, ocasionados en parte por la carga de las mochilas o por las horas que pasan sentados con posturas incorrectas por los estudios sumado a la falta de actividad motriz. Por este motivo decidimos hacer un trabajo de prevención.

No hablaremos de las ventajas que aporta al organismo el trabajar en el medio acuático, pues damos por hecho que es el motivo principal por el que acercan a sus hijos a este deporte.

Metodología

No olvidamos que estamos trabajando con niños, y que la natación por si sola es uno de los deportes más aburridos. Por ello hemos de enfocar la actividad de una forma lúdica y divertida, procurando motivar al niño para que participe de la actividad por que disfruta y no por que lo traen.

Objetivos

El objetivo de dicha actividad es:
· Reforzar la musculatura del tronco
· Corrección postural
· Estiramientos del raquis
· Respiración
· Etc.

Aunque nuestro objetivo sea principalmente el cuidado de la espalda no olvidamos las múltiples aplicaciones que nos ofrece el medio acuático como: Acercar a los jóvenes al deporte, perfeccionar los estilos de natación, mejorar la condición física, iniciación a otros deportes acuáticos, (waterpolo, natación con aletas, salvamento acuático,…)etc

El estilo de mariposa lo enseñamos (a los que no tienen ninguna patología),pero no lo practicamos por ser perjudicial a nivel terapéutico.

Trabajamos la técnica en todos los estilos aunque el objetivo no sea la competición, no obstante, si en algún niño se observan cualidades innatas para la competición se le comunica a los padres para que decidan si quieren llevarlo a alguna escuela.